Cuadros por partes


Una forma de decorar espacios muy habitual, común y muy recurrente para vestir espacios es llenar las paredes con cuadros ya sean lienzos, pinturas, fotografias, ilustraciones... siempre hay un cuadro que puede vestir un lugar y llenarlo asi de vida y obtener una personalidad y dar con el toque para nuestro ambiente, para hacer que ese lugar sea un poco más nuestro.
Puede de todos modos que la forma clásica de colocar los cuadros en nuestras paredes nos resulte algo aburrida y repetitiva, es por ello que ultimamente decoradores e interioristas optan por la ausencia de marcos y tan solo se utilizan cristales para cubrir las obras que tienen por detras una lamina ya sea de madera, aluminio o plastico para poder sujetarla a la pared.


Para intentar cambiar el estilo y la linealidad de colocar "simples" cuadros en las paredes, podemos realizar la siguiente manualidad y se trata de:

cortar nuestros lienzos o realizar obras en varias partes

(ya sean fotografias, ilustraciones, dibujos infantiles..), este proceso puede ser divertido y a la hora de verlo en la pared sera algo diferente. Tan solo tendremos que dividir la imagen en tantas partes como queramos y colocar cada una en un marco, cuando lo coloquemos en la pared dejaremos un espacio (no muy grande) entre una y otra, por ejemplo unos 5 cm, y pondremos de forma lineal todos los marcos.
 
Sera un efecto y resultado diferente, siempre con nuestro toque personal.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Gracias por los comentarios. Siempre son bien recibidos y ayudan a seguir.

Contestare vuestras sugerencias o dudas.

Un saludo

Suscribete! Recibiras las novedades por email